Image
Fuente: http://semanaeconomica.com/lideres-que-ejecutan/2018/03/07/odebrecht-y-la-corrupcion-en-las-instituciones-que-pueden-hacer-los-lideres-para-evitar-los-conflictos-de-intereses/
08/05/2018
¿Cómo las empresas pueden evitar los conflictos de interés?

La mayor parte de las empresas carecen de un código de conducta o de ética fortalecido que sea la esencia de su cultura organizacional y sus valores. Esto decanta en un poco valoración del comportamiento ético y esconde los casos de conflictos de intereses que podrían presentarse.

Así existen muchas situaciones de conflicto que terminan siendo percibidas como normales como:

• Compartir información confidencial con terceros no autorizados.

• Realizar acuerdos con algún tercero que puedan ser perjudiciales para la institución.

• Hacer negocios o tomar alguna acción con terceros, donde la persona o algún familiar directo, tenga algún interés laboral, económico o financiero.

• Beneficiarse a sí mismo o a familiares directos haciendo uso de su cargo.

• Aceptar favores personales o el tratamiento preferencial de un tercero, como resultado de su cargo o de las decisiones que puedan favorecer a dicho tercero.

• Ofrecer a un tercero o recibir de un tercero, algún beneficio, regalo o agasajo (salvo excepciones que sean parte de una práctica comercial masiva), que pueda interpretarse como un soborno.

• Realizar negocios con terceros, representando a otra empresa, que puedan afectar los intereses de la institución.

¿Cómo evitar los conflictos de intereses?

Todas las relaciones comerciales de una institución, sea esta pública o privada, deben llevarse a cabo en un entorno de honestidad, transparencia y sentido de equidad. Con esta finalidad, es importante que cuenten con un Código de Conducta, el cual debe ser plasmado en un documento que incluya los principales valores y normas de comportamiento. En este código se deberán expresar los códigos de interés con ejemplos claros, que no dejen duda sobre los comportamientos deseados.

El área responsable debe difundirlo entre los trabajadores y asegurarse de que sea comprendido para lo cual podría realizar actividades que incentiven el conocimiento de qué se debe hacer y qué no. Asimismo, es fundamental que no solo sea decretado sino también practicado sobretodo por los altos mandos quienes deben dar el ejemplo y promover que los demás lo cumplan; así los colaboradores lo percibirán como coherente, confiable y será más fácil la identificación con el mismo como parte de la cultura de la empresa.

Te puede interesar el curso: "Implementación de un sistema de Gestión de Riesgos". Ingresa aquí para más información.